Saltar al contenido
De pared online

Botiquines de Pared

Los Botiquines de pared son imprescindibles en oficinas, restaurantes y escuelas para poder atender pequeñas urgencias médicas.

Ofertas de Botiquines de pared

Si estás interesado en comprar un botiquín de pared, hemos preparado una gama en oferta para ti:

Tipos de Botiquines de pared

La norma ANSI/ISEA más reciente introduce dos clases de botiquines de primeros auxilios: Clase A y Clase B. Los botiquines de Clase A están diseñados para tratar los tipos más comunes de lesiones en el lugar de trabajo. Los botiquines de clase B están diseñados con una gama y cantidad de suministros más amplia para hacer frente a las lesiones en entornos más complejos o de alto riesgo.

A continuación resumimos los mínimos que debe tener tanto el botiquín de primeros auxilios como un pequeño dispensario médico:

Botiquín de primeros auxilios:

  1. Antisépticos. Agua oxigenada o similar que previene la infección evitando que los gérmenes penetren por la herida.
  2. Vendas hemostáticas. se recomienda que haya de distintos tamaños para poder controlar hemorragias.
  3. Elementos para hacer una cura de heridas. Las gasas esterilizadas, el suero fisiológico y el esparadrapo nos permitirán limpiar y curar de manera ágil pequeñas heridas. Además, unas pinzas, tiritas, y unas pequeñas tijeras tampoco deben faltar para realizar pequeñas curas, así como unos guantes de látex o vinilo, que nos protegerán frente el contacto directo con la sangre y otros fluidos, así como para evitar posibles infecciones.
  4. Analgésicos. Paracetamol o ibuprofeno son los analgésicos habituales que suelen emplearse habitualmente en caso de dolor, fiebre o inflamación (por ejemplo, en el caso de contusiones).
  5. Antihistamínicos. Debemos contar con ellos, sobre todo en caso de que seamos alérgicos, tanto a plantas como a alimentos.
  6. Termómetro. Aunque no sea un medicamento, tenerlo en el botiquín nos servirá para cerciorarnos de la temperatura exacta y, si tenemos fiebre, nos indicará cuando será necesario tomar un medicamento antitérmico.

Clases de botiquines y suministros necesarios

Los contenedores de los botiquines se clasifican por su portabilidad, su capacidad de montaje, su resistencia al agua y su resistencia a la corrosión y a los impactos. Se identifican cuatro tipos:

  1. Tipo I: Destinado al uso en aplicaciones estacionarias, en interiores, donde el contenido del botiquín tiene un mínimo potencial de daño debido a factores ambientales y a la manipulación brusca. Estos botiquines no están pensados para ser portátiles y deben tener un medio de montaje en una posición fija. Algunas aplicaciones para los botiquines de tipo I son el uso general en interiores, el uso en oficinas o el uso en una instalación de fabricación. Los gabinetes de primeros auxilios generalmente entrarían en este tipo.
  2. Tipo II: Destinado a aplicaciones portátiles en interiores donde el potencial de daño debido a factores ambientales y a la manipulación brusca es mínimo. Estos botiquines deben estar equipados con un asa de transporte. Algunas aplicaciones de los botiquines de tipo II son el uso general en interiores, o el uso en entornos de oficina o de fabricación.
  3. Tipo III: Destinado a un uso portátil en entornos móviles de interior y/o exterior en los que no es probable que se produzcan daños debidos a factores ambientales. Los botiquines deben tener los medios para ser montados y tener un sello resistente al agua. Las aplicaciones típicas incluyen el uso general en interiores y el uso protegido en exteriores.
  4. Tipo IV: Destinado al uso portátil en industrias móviles y/o aplicaciones al aire libre donde el potencial de daño debido a factores ambientales y a la manipulación brusca es significativo. Las aplicaciones típicas incluyen la industria del transporte, la industria de los servicios públicos, la industria de la construcción y las fuerzas armadas.

A la hora de decidir la clase y el tipo de botiquín más apropiado, los empresarios deben considerar los riesgos presentes y la gravedad y probabilidad potenciales de un incidente. En función del número de empleados, la disposición física de las instalaciones y la lejanía de los servicios de emergencia, los empresarios deben considerar también si se necesitan varios botiquines de primeros auxilios. Estas consideraciones también entran en juego a la hora de determinar si un botiquín necesita ser complementado con suministros adicionales. La selección de estos artículos debe basarse en la recomendación de una persona competente en primeros auxilios que conozca los riesgos a los que se enfrenta y el número de empleados en el lugar de trabajo.

Mantenimiento e inspección

Para garantizar que todos los suministros estén completos y sean utilizables, los botiquines de primeros auxilios deben inspeccionarse y mantenerse con regularidad. Algunos suministros pueden tener fechas de caducidad; los que estén más allá de esa fecha marcada deben ser reemplazados.

¿Es necesario un médico de consulta para aprobar los suministros de primeros auxilios en el lugar?

No. Según la norma 29 CFR 1910.151, no es necesario que los suministros de primeros auxilios sean aprobados por un médico consultor. Sin embargo, deben ser seleccionados por una persona competente en materia de primeros auxilios y conocedora de los riesgos existentes en el lugar de trabajo específico.

¿Es necesario inspeccionar periódicamente los botiquines de primeros auxilios para asegurarse de que su contenido está completo y actualizado?

Sí. Los botiquines de primeros auxilios deben inspeccionarse periódicamente para garantizar que están llenos, en buen estado y que el contenido que tiene fecha de caducidad no ha caducado. La lista de contenidos de los botiquines de primeros auxilios debe revisarse periódicamente para garantizar que se ajusta a las necesidades del lugar de trabajo y a los riesgos que se presentan en cada momento.

En depared.online, queremos asegurarnos de que encuentres los mejores botiquines de pared, incluso vintage, al mejor precio cuando compras online. ¡Revisa los modelos en nuestra tienda!